Saltar al contenido

ACEITE Y BÁLSAMO

ÚLTIMA TENDENCIA EN PRODUCTOS LIMPIADORES EN BASE ACEITE, QUE OFRECEN UNA HIGIENE PROFUNDA Y UN DESMAQUILLADO EFICAZ.

En los últimos años se han puesto muy de moda los productos desmaquillantes en base aceite para retirar maquillaje, grasa e impurezas de la piel, convirtiéndose en cosméticos imprescindibles en una rutina de doble limpieza. Se utilizan como primer paso y ayudan a envolver todas las sustancias de naturaleza grasa, las impurezas liposolubles, como el propio sebo de la piel, el maquillaje y el protector solar.

ACEITE DESMAQUILLANTE

El aceite limpiador desmaquillante es súper eficaz para retirar el maquillaje. Pero, ¡cuidado! Fíjate bien en los ingredientes, pues la mayoría de firmas incluyen en sus formulaciones aceites minerales y activos como el petrolatum y el paraffinum que son derivados del petróleo, no muy adecuados si quieres mantener tu piel saludable. Siempre que sea posible, escoge fórmulas con aceites naturales.

Si tu piel es grasa o tiene tendencia a tener imperfecciones, no sufras, este producto también es para ti, pues no te va a producir más grasa. Recuerda que anteriormente, te comenté que a la grasa le gusta la grasa. Dale una oportunidad, ya que este aceite ayudará a disolver el sebo de tus poros y dará como resultado una piel más limpia. Eso sí, sea cual sea tu tipo de piel, utilízalo como primer paso en un ritual de doble limpieza.

Aplica una pequeña cantidad de producto entre tus manos y masajea con movimientos circulares con la piel seca, por rostro, cuello y escote durante un par de minutos. Añade un poco de agua con tus dedos y sigue masajeando hasta conseguir una emulsión parecida a la leche. A continuación, retíralo con la ayuda de esponjitas o lingette desechable, previamente humedecida, para facilitar la limpieza. Sigue el proceso de higiene con el producto en base agua que hayas escogido; gel, mousse o agua micelar. ¡La sensación de limpieza y frescor que dejarán en tu piel es fantástica!

El aceite desmaquillante es ideal para mantener los poros limpios y evitar los puntos negros. Además no reseca la piel, algo que le encanta a cualquier tipo de piel, incluso a las que son más grasas o tienen imperfecciones. Recuerda, ante todo, confort.

BÁLSAMO DESMAQUILLANTE

¡Y por fin llegamos a mi limpiador facial favorito! Siempre lo incluyo en mi rutina de doble limpieza por su gran eficacia y por el aporte sensorial que produce, ya que su textura es una auténtica gozada. Basta con coger una pequeña cantidad de producto y repartirla por rostro, cuello y escote, en seco. Inicialmente, tiene una textura parecida a la miel que, a medida que vas masajeándola, se convierte en un agradable aceite que envuelve fácilmente, todas las impurezas liposolubles de la piel, de la misma forma que el aceite desmaquillante. A continuación, lo ideal es te mojes las yemas de los dedos con agua y sigas con el masaje durante unos segundos más para emulsionar el producto. Verás que deja de tener una textura aceitosa y se convierte en una emulsión blanquecina. De este modo, conseguirás un retirado más fácil. No olvides usar esponjitas o lingette desechable para potenciar una limpieza y arrastre más profundo.  

Llegar a casa después de un día agotador y usar un bálsamo desmaquillante, puede convertirse en uno de tus mayores placeres diarios. Es una auténtica maravilla para retirar maquillaje waterproof, incluso de pestañas y labios, pero si no te maquillas, puedes usarlo igualmente, e incluso, incluirlo en tu rutina AM, ya que dejará tu rostro iluminado, pulido y libre de impurezas.

Si tienes la piel seca o sensible, la sensación jugosa que te aportará al retirarlo te va a encantar, pero si la tienes más grasa o acneica te recomiendo, seguir con un producto en base agua realizando una doble limpieza. Recuerda que no solo te van a aportar frescor, sino que también ayudarán a eliminar los restos de producto graso de la piel.

El bálsamo desmaquillante asegura una limpieza perfecta y exquisita. Y el beneficio sensorial que aporta es un plus. Al fin y al cabo, las texturas son lo que hacen que te guste o no un producto y estoy segura que este, te va a enamorar tanto como a mí.