Saltar al contenido

CREMA DESMAQUILLANTE

LIMPIADOR DESMAQUILLANTE EN BASE ACEITE MÁS REPRESENTATIVO DE LA HISTORIA DEL SKINCARE.

Es el producto desmaquillante y limpiador por excelencia. Pionero hace ya unas décadas, siendo uno de los primeros productos específicos para el cuidado facial que se lanzaron al mercado. Al ser un producto con una base en aceite, no solo limpia la piel, sino que también desmaquilla, envolviendo el maquillaje, las impurezas y la grasa, dejando una piel suave e hidratada. Siendo incluso eficaz para retirar restos de protector solar.

Suelo recomendar este tipo de producto, a las pieles sensible, secas o deshidratadas, que necesitan una limpieza eficaz, asegurando un extra de confort. También es un producto ideal si eres fan de las texturas clásicas. Las de toda la vida.

¿Puedo utilizarla si no me maquillo?

Si no te maquillas, puedes introducirlo perfectamente tanto en tu rutina AM como en tu rutina PM. Para retirar los excesos de impurezas y secreciones de tu piel, así como restos de productos cosméticos, como sérum, crema y protector solar. En caso de maquillarte, puedes utilizarlo como único producto desmaquillante o como primer paso en tu ritual de doble limpieza facial.

Consejos de utilización

Es importante que la utilices en seco, sin mojar previamente la piel, ya que es más efectiva. Coge una pequeña cantidad de producto, extiendiéndola por rostro, cuello y escote. A continuación, masajea con movimientos circulares durante un par de minutos con una presión moderada, ya que ayudará a oxigenar el tejido. Te recomiendo que el retirado sea con la ayuda de unas esponjitas o una lingette desechable, previamente humedecida. Es un producto que no requiere de retirado al agua pero al realizarlo de este modo, consigues una limpieza más profunda y una sensación más agradable en la piel. El poder de arrastre de impurezas es mayor, asegurando que no quedan restos de suciedad ni de producto en la superficie de la piel.

Puedes encontrar cremas o leches limpiadoras con un sinfín de propiedades, aptas para cualquier tipo de piel y necesidad, como siempre, en función de los activos que contengan.