Saltar al contenido

LIMPIEZA FACIAL

EL PASO MÁS IMPORTANTE PARA LUCIR UNA PIEL PERFECTA.

Ya lo hemos hablado. La limpieza facial es la base de toda rutina de belleza, y es que, si no limpias bien tu piel, ya puedes estar usando la mejor crema del mercado, que realmente no le estarás sacando ni el más mínimo partido. Limpiarse la piel es imprescindible para prevenir el envejecimiento prematuro y evitar la aparición de imperfecciones, puntos negros, granitos e incluso manchas. Sea lo que sea, lo que quieras mejorar de tu piel, no va a resultar si no tienes una buena higiene y utilizas únicamente productos específicos para el cuidado facial. Ya que la piel del rostro, cuello y escote es diferente a la del resto del cuerpo, tiene otras necesidades y hay ciertos activos que no le resultan agradables. Olvídate de utilizar un jabón o productos del cuerpo para la cara. Que no se te pase por la cabeza utilizar el champú, el gel de baño ni el jabón para las manos. Son completamente inadecuados y pueden causarte reacciones y problemillas indeseados.

¿Por qué es tan importante limpiarse bien la piel?

La piel está expuesta a diferentes agentes contaminantes medioambientales, tales como la polución, que ensucian y obstruyen los poros. Además, tu piel está en constante renovación celular, eso significa que va desprendiendo células muertas, que, junto a esa polución y restos de grasa, crean una capa gruesa de suciedad adherida a la superficie de la piel, dándole un aspecto apagado y descuidado a medida que va pasando el tiempo. La textura también cambia y aparecen rugosidades y manchas.

Si incluyes unos buenos hábitos de higiene diaria, no solo evitas que tu piel se ensucie y aparezcan imperfecciones, sino que la oxigenas permitiendo que cumpla sus funciones correctamente y se vea más bonita y saludable.

¿Debo limpiar mi piel si no utilizo maquillaje?

¡Por supuesto! Obviamente, cuando te maquillas debes desmaquillar tu piel a conciencia utilizando limpiadores desmaquillantes e insistir hasta estar segura de que ha quedado 100% limpia. Pero si eres de las que no utilizan maquillaje, seguro que has usado crema, protector solar u otros cosméticos durante el día. Has estado expuesta a agentes contaminantes y además como no, tu piel ha segregado grasa y células muertas. Por lo tanto, es imprescindible que en este caso también elimines todas estas impurezas de la superficie de tu piel. Tu piel también necesita respirar y sentirse libre.

¿Por qué dos veces al día?

Ha quedado claro que, por la noche, debes limpiar tu piel a conciencia, pero ¿qué pasa por la mañana? ¿También debes limpiarla? La respuesta es sí. La noche es el momento en que la piel lleva el proceso de renovación más intenso: descansa, se regenera y repara el daño acumulado durante el día como agresiones ambientales, radiación solar, entre otros nocivos). Estos procesos hacen que la piel excrete diferentes deshechos celulares y secreciones que junto a los productos cosméticos que has aplicado antes de dormir, deben ser retirados por la mañana.

Accesorios de limpieza

Puedes potenciar la limpieza incluyendo diferentes dispositivos o accesorios. Primordialmente, te recomiendo que utilices siempre esponjitas o toallas desechables para aumentar el arrastre de impurezas y restos de productos cosméticos de la piel. Pero, además, puedes utilizar diariamente o de forma semanal, diferentes gadgets para desincrustar los poros y llevar la limpieza a otro nivel. De todos modos, no todas las pieles son iguales, por lo que, si tu piel es más sensible o presenta un acné activo, debes tener especial cuidado.

Asegúrate de que estén siempre limpios y si es posible, desinfectados, higienizándolos después de cada uso. Utilizar accesorios sucios puede inducir a tener problemas en la piel, debido a la proliferación bacteriana, tales como aparición de imperfecciones.

NOTA IMPORTANTE: Siempre lo digo. El “rostro” empieza en la frente y termina en el escote. Por mucha pereza que te pueda dar, recuerda siempre hacer todos los pasos de tu tratamiento incluida la limpieza facial, en cara, cuello y escote.

Encuentra el producto que se adapte mejor a tus necesidades en la sección TYPE OF PRODUCT.